Como un festival de música que se adapta al estilo de vida renegado, Desert Hearts tiene como objetivo celebrar la individualidad a través del arte y la música alimentados por su mantra: «House, Techno, Love». La experiencia de campamento de varios días evita el desorden corporativo de los grandes festivales y opta por cultivar un sentido de comunidad donde todos se unen a las festividades.

Este enfoque en la inclusión y la rebelión ha resonado en las legiones de seguidores que han elevado la marca a lo largo de sus décadas de existencia. Desde las arenas del desierto de Mojave hasta las áridas praderas de la reserva indígena Los Coyotes, el espíritu de este diverso evento ha impregnado el mundo, gracias en parte a su serie de fiestas derivadas, City Hearts.

Comparte este contenido

Publicaciones Similares